Cómo comprar en una subasta

Blog

Cómo comprar en una subasta

Comprar en una subasta es una oportunidad siempre y cuando sepas cómo hacerlo. Presentarse en sencillo, pero no puedes permitir que te den gato por liebre. Te damos algunos consejos que te resultarán muy útiles antes de pujar en una subasta.

Consejos para presentarse a una subasta si es tu primera vez

1. Busca y localiza el bien por el que quieres pujar

Para presentarse a una subasta, lo primero que tienes que hacer es buscar lo que quieres comprar. En portales como Subasta Total podrás acceder a la información de subastas de las Administraciones Públicas y juzgados de toda España. Una de las ventajas de páginas como esta es que ya han hecho una criba previa para seleccionar las mejores oportunidades, así que ya te han ahorrado mucho trabajo.

2. No te precipites, comprueba el estado

En las subastas no es oro todo lo que brilla. Es importante ser selectivos y tomar las precauciones necesarias antes de poner el dinero encima de la mesa. La vuelta atrás es complicada. Así que, una vez hayas decidido la puja, es el momento de comprobar el estado del bien.

Si es un bien inmueble, igual los dueños no te dejan que entres, pero lo podrás ver por fuera y hacerte una idea. Si se trata de equipamiento, maquinaria, vehículo o cualquier otro bien mueble, es aconsejable que intentes localizarlo porque la administración no se hace responsable de su estado.

3. Revisa bien todos los datos y las cargas del bien que se subaste

Cuando leas las condiciones de la subasta, es fundamental que revises la letra pequeña y te asegures de las cargas que tiene el bien a subastar. Es más, para mayor seguridad es aconsejable que inviertas un poco de tiempo realizando algunas comprobaciones. Si quieres pujar por un vehículo, en la Jefatura de Tráfico de tu provincia te darán la información sobre multas y cargas anteriores al embargo, ya que las tiene que pagar el comprador.

Las cargas preferentes, aunque se hayan contraído después del embargo, también las tiene que abonar el comprador. Lo peor de todo es quien puja el que debe averiguarlas porque no suelen constar en el expediente. Se consideran cargas preferentes las deudas con las Administraciones Públicas, la comunidad o los trabajadores.

En el caso de un bien inmueble, es muy importante que pidas una nota simple en el Registro de la Propiedad de la zona a la que pertenezca el embargo. Es un documento que cuesta unos pocos euros, pero que tiene la información actualizada de las cargas del bien, aunque no aparezcan en el expediente inicial.

4. Tipo de bien que se quiere comprar

En el saco de las subastas entran muchos bienes, independientemente de su condición. Para que la compra sea provechosa, el comprador tiene que asegurarse de que el bien sea de pleno dominio. Para ello tiene que descartar que sea una parte indivisa, un usufructo o una nuda propiedad. En el primer caso solo estará comprando una parte, en el segundo no podrá realizar una venta posterior y en el último no podrá disfrutar del bien que compra.