¿Cuál es la mejor época del año para comprar chorizo ibérico?

Curiosidades

¿Cuál es la mejor época del año para comprar chorizo ibérico?

La compra de embutido online ha crecido de forma exponencial en estos últimos años. Sin embargo, hay épocas del año en las que esta adquisición te ofrece mejores resultados y te permite disfrutar más y mejor de la calidad de este tipo de productos.

Características importantes a tener en cuenta

Este tipo de embutido necesita unas condiciones específicas para poder ofrecerte todas sus características. Es importante tener en cuenta que:

Los meses más calurosos del año terminan afectando al producto. Aunque se mantenga refrigerado, el producto es muy sensible a los cambios bruscos de temperatura. Igualmente, cuando te lo llevas a casa se rompe la cadena de frío y puede secarse con mayor celeridad.

No es necesario esperar a noviembre o a diciembre. Aparte de pagar más por el mismo producto, es más que probable que ese embutido lleve demasiado tiempo en cámaras frigoríficas y que haya perdido alguna de sus propiedades más características.

Es importante tener en cuenta el tipo de embutido. Un chorizo, por ejemplo, se secará antes que un salchichón. Por este motivo, dependerá de lo que vayas a comprar para decidir el mejor momento.

La mejor época para comprar

Entre enero y abril son los meses más adecuados para poder comprar un embutido ibérico online que haya sido curado de forma tradicional. La temperatura ambiente no afectará demasiado al resultado final y se mantendrán las características más importantes del artículo elegido.

Es más, si el final del invierno te invita a paladear estas delicias, el calor primaveral ayuda a que el embutido vaya soltando parte de su grasa lo que aporta jugosidad, sabor y textura. Emplatando unos minutos antes de tomar tu elección se consigue el mejor resultado.

Resulta curioso que, en no pocas ocasiones, se obvie una característica tan fundamental como decisiva para el sabor del producto como el aliño de cada pieza. Una pieza curada correctamente y degustada en los meses en los que las temperaturas pasan de las más frías a las intermedias es una delicia para tu paladar.

Uno de los embutidos que más afectado se ve por la circunstancia anterior es el lomo ibérico. La pieza se adoba antes de embutirse y durante su maduración va logrando impregnarse de diversos matices que terminan dando como resultado un perfecto equilibrio de sabores.

Lo mismo sucede con el jamón ibérico, una buena pieza ha de mantenerse a una temperatura constante que no afecte a su calidad. Por los motivos antedichos, resulta más adecuado que adquieras una pieza en los meses arriba mencionados.

En caso contrario, el embutido debería estar siempre en el frigorífico y el contraste con la temperatura ambiente podría afectar seriamente a su sabor. Por lo demás, ya depende del tipo de embutido que te guste y también de si prefieres un sabor más intenso u otro más agradable.

No olvides que el maridaje con un vino apropiado es el complemento perfecto para conseguir que la experiencia gustativa sea la más apropiada. Todo sea por convertir cada loncha en un reto para tu paladar.