Blog

¿Por qué la tecnología se queda obsoleta cada vez más rápido?

Actualmente, nos encontramos en una época en la que la tecnología es totalmente imprescindible en nuestro día a día. Ya sea por ocio o por necesidades de trabajo, utilizamos constantemente aparatos electrónicos que nos facilitan en gran medida los problemas que nos van surgiendo a lo largo del día. Y no solo eso, sino que cada vez más se utilizan las nuevas tecnologías para la comunicación, dejando atrás poco a poco las llamadas de teléfono o los correos. Pero esto no se ha conseguido de la nada. Con el paso del tiempo, se ha avanzado muchísimo en este campo y a día de hoy avanza a una velocidad de vértigo. Es por esto, que nos podemos encontrar con tecnología obsoleta.

¿Por qué la tecnología se queda obsoleta?

Hay muchos factores que influyen en esto. Cada año, se implementan nuevas técnicas que permiten realizar “hardware” o “software” con el objetivo de potenciar aun más el producto de cara al usuario. Estas nuevas técnicas permiten a los desarrolladores realizar productos muchísimo más potentes y que ofrezcan al usuario una solución rápida y concisa. Esto produce que, a lo largo de los años, se estandaricen una serie de características totalmente nuevas, y por ello, los viejos equipos tecnológicos no pueden aportarnos una solución adecuada a nuestras necesidades, ya que la tecnología con la que cuenta no es capaz de procesar las actualizaciones. Por ello, actualizar tu equipo es cada vez más necesario, y es posible encontrar, por ejemplo, ordenadores a precios bajos.

¿A qué se debe esto?

Hace 51 años, se escribió la famosa Ley de Moore, la cual nos dice, en resumidas cuentas, que la potencia de los procesadores se duplicaría cada dos años. Y así ha ocurrido. Desde el año 1965, esta ley se ha cumplido a rajatabla hasta el día de hoy, por lo que nos indica que la potencia de la tecnología aumentará aún más dentro de unos años.

Si nos fijamos en los smartphones o en los ordenadores, nos haremos una idea más precisa. Seguramente, tú, como usuario, habrás observado como con el paso del tiempo, tu smartphone no conseguía ejecutar con facilidad las nuevas aplicaciones que aportaban algo único y novedoso. Y al igual que en los smartphones, los ordenadores cuentan con el mismo problema. Con el paso del tiempo, las nuevas actualizaciones o nuevos programas te resultarán tediosos de ejecutar si tu ordenador es antiguo, ya que estos programas necesitan de piezas físicas mucho más potentes para su correcta ejecución.

Esto se debe a un avance continuo en los lenguajes de programación y las soluciones que nos aportan. Si utilizamos como ejemplo los editores de vídeo o los videojuegos, es sencillo de entender. ¿Has comparado un videojuego realizado hace 10 años con uno actual? La diferencia salta a la vista. Sin un avance de la tecnología, los mapas cada día más reales de los videojuegos o los efectos especiales que se realizan en películas, esto no sería posible. Y no es solo con videojuegos. Todo lo relacionado con la tecnología avanza a una velocidad endiablada y, a la vez que nos ofrecen más facilidades, también tendremos que actualizar nuestro equipo.