Las mejores escenas de películas relacionadas con cerveza

Curiosidades

Las mejores escenas de películas relacionadas con cerveza

Es posible que comprar cerveza barata sea una de tus actividades predilectas cuando te apetece tomarte una a gusto mientras te relajas. Esta bebida ha acompañado al hombre desde el Antiguo Egipto, pero ¿sabías que también es protagonista de muchas escenas de películas inolvidables?

La cerveza y la historia del cine

La primera filmación en la que la cerveza es protagonista data de 1897 y se titula, precisamente, Un señor mayor tomándose una cerveza. En 1915, Charlot, el inolvidable personaje de Charlie Chaplin, se tomaba una imponente botella de cerveza en Charlot, campeón de boxeo.

Ya en 1922, el mismísimo Robin Hood, interpretado por Douglas Fairbank, se tomaba una jarra de cerveza mientras sonreía. En la segunda mitad del siglo XX, concretamente en 1952, John Wayne disfrutaba de esta bebida en El hombre tranquilo. El mismo año, Marilyn Monroe protagonizaba Encuentro en la noche. En una escena se bebe una generosa jarra de cerveza con unas ganas tremendas de paladear su contenido.

El último cuarto del siglo XX: mayor protagonismo de la cerveza

Esta bebida dejó de ser un mero elemento de atrezo para convertirse en un elemento con mayor importancia en la trama correspondiente. En E.T. El extraterrestre, el protagonista interplanetario se bebe una lata que le provoca unos efectos tan simpáticos como dignos de recordar.

En El club de la lucha es la cerveza la bebida que calma los ánimos de los protagonistas, interpretados por Brad Pitt y Edward Norton, tras haber luchado entre ellos. La película La canción más triste del mundo incluye a un personaje que lleva las prótesis de sus piernas llenas de cerveza.

En Terciopelo azul, del magistral David Lynch, cada vez que el personaje se bebe una cerveza parece entrar en una nueva dimensión necesaria para que el guión siga avanzando. Django desencadenado, de Quentin Tarantino, ofrece una escena histórica en la que el personaje que le da título a la película experimenta nuevas sensaciones al probar, por vez primera, una cerveza.

«El nota», de El gran Lebowski, encuentra una nueva forma de usar la cerveza: como apagafuegos. En una escena, intenta tirar la colilla de un cigarro por la ventana del coche. Al estar cerrada debe evitar que el vehículo salga ardiendo y lo hace echando cerveza por encima de la zona que se podría haber quemado.

Y para terminar este recorrido, nos quedamos con una de las escenas más emotivas de la historia del cine. Puede verse en Cadena perpetua, cuando los presos se suben al tejado de la cárcel y se toman una cerveza tranquilamente calificando este momento como uno de los mejores de sus vidas. Como sabrás, la asociación entre tomarse una cerveza y el bienestar es tan natural como recurrente.

Esperamos haberte dado a conocer alguna novedad sobre el merecido protagonismo de la cerveza en la cinematografía mundial. Todo sea por volver a ver alguna de las escenas arriba descritas y por conseguir que, la próxima vez que te tomes una cerveza, pienses en la importancia para la cultura audiovisual de tu bebida favorita.